¿Construir tu propia bomba para el pene? – ¡Tenemos las instrucciones!

Si quieres construir una bomba de pene por ti mismo, tienes que estar absolutamente seguro de que estás haciendo todo bien, porque incluso los pequeños errores pueden causar enormes lesiones en el pene. Si la bomba del pene crea una sobrepresión y esto hace que la sangre fluya hacia el tejido eréctil, causando una erección.

En resumen – ¿Qué es una bomba para el pene?

La bomba del pene, coloquialmente llamada bomba de vacío, se utiliza para enderezar o agrandar el pene. Como ayuda para la erección en caso de impotencia, esta bomba puede ser extremadamente efectiva tanto durante las relaciones sexuales como en la masturbación. ¿Pero cómo funciona?

Cuando se pone un cilindro de plástico sobre el pene, el aire del cilindro se extrae mediante una bomba. Esto crea una presión negativa y al mismo tiempo el pene es suministrado adicionalmente con sangre – se logra una erección.

Este método es simple y eficaz, especialmente para los hombres que no quieren tomar medicamentos para la erección. En el caso de una disfunción eréctil grave, se crea un anillo en el pene después de retirar la bomba, lo que impide que la sangre vuelva a fluir. La erección se mantiene.

Las ventajas de una bomba médica para el pene se pueden resumir fácilmente. Consigues un directo, pero sólo temporal alargamiento del pene y también consigues un alargamiento del pene. Además, tu erección y calidad de vida mejorarán. ¡Ya no tienes que avergonzarte de lo que impulsa tu autoestima!

¿Es una buena idea construir una bomba para el pene tú mismo?

¡Definitivamente no! En primer lugar, todos los materiales necesarios deben estar absolutamente limpios y libres de esquinas, bordes y resistencia. Necesitas un cilindro y algo para bombear.

Como idea para el cilindro hay las cosas más locas: Cortar botellas de plástico (¡estaríamos en el borde de nuevo!), latas (¿por favor?) o grandes tubos de plástico (¿cómo debería ser?).

Entonces todo tiene que ser puesto en orden, ¡por supuesto que encaja! Al final podrías haber gastado 10 euros por el material, invertido 3 horas y haber jugado con algo inútil, que en el peor de los casos podría incluso herirte con cortes afilados. ¿Vale la pena? No lo creo.

Probablemente ahorrará un poco de dinero al final, pero a expensas de su salud. Es un mal negocio.

Mejor comprar que hacerlo uno mismo: ¡es más saludable para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba